A CASI UN AÑO DE LA MUERTE DE LAUTARO ROSÉ, LA CAUSA SE ENCAMINA A JUICIO

Este próximo 8 de noviembre se cumple un año de la muerte de Lautaro Rosé en aguas del río Paraná durante una persecución policial realizada en la Costanera Sur. Se trata del joven de 18 años que se ahogó a la altura del Club Boca Unidos y fue su amigo el que alertó a los efectivos. La Cámara de Apelaciones de Corrientes confirmó el procesamiento y prisión preventiva para los cinco agentes policiales del Grupo de Intervenciones Rápidas (GIR) por los delitos de abandono de persona seguido de muerte, apremios ilegales e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Solo cuatro efectivos permanecen detenidos en la Unidad de Bomberos de Corrientes, en tanto que uno de ellos está en libertad. Ahora la causa deberá ser elevada a juicio. Cabe recordar que en abril del año pasado la titular del Juzgado de Instrucción Nº 3, Josefina González Cabaña, resolvió la situación legal de los 11 funcionarios policiales de distintas agrupaciones vinculados a la causa en la que se investiga la muerte del joven Lautaro Rosé. El joven fue hallado en aguas del río Paraná días después de haber desaparecido allí. Previo a su desaparición y posterior deceso era perseguido por personal policial.

González Cabaña dispuso que un oficial del grupo Grim 1 fuera procesado por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público. Para los seis efectivos restantes otorgó la falta de mérito por no existir elementos suficientes que los relacionaran en esa etapa de la instrucción con el hecho investigado, pero deberán declarar en la etapa del juicio oral y público. La jueza acreditó que cinco funcionarios policiales fueron quienes les dispararon con armas antitumulto a Lautaro y su amigo, quienes se encontraban a orillas del río Paraná en inmediaciones del Club Boca Unidos. De este modo, provocaron que ambos jóvenes se arrojaran al río.

Mientras Lautaro gritaba que no sabía nadar, el otro adolescente logró salir del agua, momento en que lo abordaron los policías y le propinaron golpes por todo el cuerpo. También lo esposaron y amenazaron para que no contara nada de lo sucedido En tanto que hicieron caso omiso a los gritos de auxilio de Lautaro, quien desapareció de las aguas y fue hallado muerto días más tarde en cercanías del lugar. Los policías no dejaron registro alguno de lo sucedido aquella noche.  

FUENTE: DIARIO “EL LITORAL”.

Abrir chat
1
HOLA.
BIENVENIDO A LA RADIO DE TU CIUDAD