COMENZÓ LA 12° EDICIÓN DEL FESTIVAL DE CINE «GUÁCARAS»

«A mal tiempo, buena cara» reza un oxidado refrán que define lo que fue la jornada inaugural de la 12ª edición del Festival Guácaras, cine 100% regional en la localidad de Santa Ana, que superó las expectativas y demostró que con capacidad y pasión no lo para nadie. El fuerte croar de la rana, símbolo de este año, esta vez no fue por el mal tiempo sino por la alegría de ser parte de este festival que no deja de crecer.

Los nubarrones y algunas gotas fueron amenazantes, pero al público no le importó y además de llegar hasta la plaza central del antiguo pueblo con sus mates, tererés y silletas a más de uno se lo vio con paraguas en mano dejando entrever que ni la lluvia los iba a correr. Los cortes de energía fueron el mayor inconveniente y como popularmente se dice «pueblo chico, infierno grande», la falta de energía generó inconvenientes técnicos que demoraron el inicio.

«La inauguración fue un poco de película (risas) por las complicaciones que tuvimos, como el mal tiempo que nos tuvo con la mirada hacia arriba y además se quemaron transformadores en Santa Ana cortando la energía. El equipo de Guácaras se movilizó inmediatamente para solucionar el inconveniente y pudimos disfrutar finalmente de la inauguración de la competencia», expresó Marcel Czombos, director del festival.

El equipo de producción tuvo que calibrar las pantallas y probar sonido sobre la marcha para que el público no tenga que esperar tanto. Finalmente las sonrisas se encendieron y todo marchó sobre rieles. La competencia de producciones de estudiantes secundarios abrió el fuego del certamen.

Fueron de la partida «Reflejo de un pescador», luego los siguientes cortometrajes producidos por alumnos de colegios secundarios: «1982. Nuestros Héroes, La Otra Guerra. La Vuelta A Casa», «Ojos Tristes», «La Bilingüe», «Recuerdos», «Ausencia», «Seguiré Confiando», «Ejemplos», «El Embarazo en la adolescencia»; «Transparente», «Sonrisas Falsas», «Nallitexa’at», «El Burrito» y «La Enamorada». Los universitarios y estudiantes secundarios se mostraron emocionados y acompañados por los realizadores del festival y eso los estimuló a seguir creando y viendo el interés de los jóvenes por el cine.

FUENTE: DIARIO «ÉPOCA».