CORRIENTES: EVALÚAN EL IMPACTO DE LA SEQUÍA EN FORESTACIONES

La Secretaría de Desarrollo Foresto Industrial, del Ministerio de Producción de Corrientes desarrolla actividades de investigación junto a organismos científicos de Argentina para tratar la problemática asociada con la aparición de focos de mortalidad de árboles y rodales de pinos en Corrientes desde hace dos años. Su secretario, Luis Mestres, habló en LA MAÑANA DE VERANO sobre las consecuencias de la sequía. «En particular, se venían detectando algunos problemas con las plantaciones de pino. Motivo por el cual tuvimos la posibilidad de tener una reunión virtual donde armamos un equipo de trabajo entre el público y el privado, gente del CONICET, de Desarrollo Foresto industrial y el INTA. Nos pusimos a trabajar, a ver qué sucedía y los factores para que ocurra eso. Lo que se detectó es que una especie de pino en particular fue la más afectada, esto se dio en plantaciones adultas, no así se dio en la especie híbrida. De alguna manera, como conclusión, es que la plantación de este primer pino, debe estar en zonas con suelos profundos. Se detectó que en general habían lotes completos que se secaban», comentó.

La mortandad de árboles, generó preocupación entre los investigadores por lo que propusieron nuevas líneas de acción y estrategias de plantación para minimizar futuras afecciones en la producción. «Tener un buen patrimonio forestal es un atractivo para invertir. Hay que tener en consideración esto así como el cambio climático. Esta es la forma de prepararse y seguir trabajando en este tema. El gobierno provincial está empecinado en que vengan inversiones en la provincia. La idea potencial de aumentar esa superficie es grande. Creo que se ha hecho un buen trabajo, a mí particularmente me gustó mucho porque se sacaron muestras y se está analizando. Fue un buen trabajo en una situación que no fue la mejor», indicó.

Los especialistas constataron que en su mayoría, las afecciones se decían a la poca aptitud de los terrenos para su plantación. Según Mestres, determinaron que en total, la superficie de plantaciones de pinos afectada alcanzó las 10.543 hectáreas. «El grupo forestal de Bella Vista venía trabajando en este tema, pero este verano impactó por la cantidad y la magnitud. Dado el hecho que nos preocupó a todos, se elaboró este documento que explica lo que pasó. Esto es algo muy específico, por eso nos planteamos qué recomendaciones daríamos de ahí en adelante. El documento está escrito en forma entendible para que lo pueda entender hasta una persona que no sea especialista», explicó el ingeniero.