ÑANDE CABLE DESDE EL OBELISCO: LO QUE DEJÓ EL MULTITUDINARIO FESTEJO POR LA SELECCIÓN ARGENTINA

La llegada de la Selección Argentina generó furor en las calles de Buenos Aires y ÑANDE CABLE atestiguó los festejos desde la zona del obelisco. El enviado especial, Jeremías González, habló en HACETE CARGO luego de la multitudinaria movilización que convocó a 5 millones de argentinos. «Los festejos finalizaron alrededor de las 17:30 horas. La gente no para de cantar y el micro finalmente no pasó por el obelisco. Así como hubo grupos que se retiraron, otros llegaban. Quedaron muchos residuos por las calles, pareciera una ciudad saqueada. Hubo destrozos por varios lugares y lo más notable es lo que hicieron en el obelisco, las cámaras que tenía en sus cuatro esquinas de la punta, por lo menos 2 de ellas ya no están más y la base está dibujada con grafitis», dijo.

Posterior a los festejos, se registraron algunos heridos y destrozos en vidrieras, semáforos, luminarias incluso hasta el mismo obelisco. «Los festejos van a seguir, el tránsito ya es «normal», los vehículos circulan pero lentamente. Es importante marcar que el personal de limpieza ya comenzó a hacer su trabajo. El sol estuvo muy fuerte y muchos aún lo sienten, al margen de la temperatura hay que suma que hubo 4 millones de personas y las señales de los teléfonos eran casi nulas. Para estas cuestiones de índole nacional tienen que actuar todos los organismos de seguridad, según manifestó el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Claudio Fabián Tapia», señaló el periodista.

La espera se hizo eterna, aún así hubo mucha gente que no pudo ver a «La Scaloneta» recorrer la Av. 9 de Julio como estaba previsto según el recorrido demarcado a través de los flyers que se difundieron en redes sociales. «La selección hizo 15 kilómetros en 4 horas. Luego tomaron los helicópteros y pasearon un rato por el cielo de Buenos Aires, continuaron después a Ezeiza. El millar de personas en la zona del obelisco, no pudo ver la cara de Messi. Una vez que se conoció la noticia, la cara de la gente era de frustración porque evidentemente, todos querían la foto. El público argentino quería ver al plantel completo y ellos también querían ver al público argentino. Veremos lo que sucede en los próximos partidos, en los estadios», comentó.