«NUNCA VIMOS ESTE TIPO DE INCENDIOS, EN CORRIENTES LA DIRECCIÓN DEL VIENTO ES INUSUAL»

Este sábado, los grupos de brigadistas de Brasil y de varias provincias argentinas, se despidieron de Santo Tomé, lugar en el que trabajaron más de 15 días en la lucha contra el fuego. Finalmente los incendios fueron controlados y los 40 mililitros caídos durante la jornada del jueves ayudaron a enfriar el suelo. El Director de Operaciones de Bomberos de Buenos Aires, Ramón Pared, habló en HACETE CARGO sobre la fundamental ayuda que brindaron con total vocación. «Teníamos previsto un relevo de gente, cambiamos y somos 156 personas. Si va todo bien, pronto nos iremos. Vinimos un grupo grande de alrededor 500 personas. Esto me deja la grata alegría de que el objetivo fue cumplido: contener al fuego para que no llegue a la ciudad. Aprendimos un montón porque trabajamos en otros lugares pero nunca vimos este tipo de incendios. Es inusual el viento, en Corrientes cada tanto cambia de dirección. Los caminos son inaccesibles, tuvimos roturas pero estamos contentos por el cumplimiento. La lluvia enfrió el lugar porque nosotros ya lo teníamos apagado», dijo.

El bombero dio detalles de las extensas jornadas que vivieron para diagramar la contención del fuego y evitar así, que llegue a las viviendas en la urbe. Por otro lado, apuntó a la falta de asistencia por parte del Estado y sostuvo que varios de los 45 cuarteles de bomberos correntinos, no poseen las condiciones necesarias para afrontar un evento de tal magnitud. «Teníamos brigadas, nos reuníamos a la noche para salir a la mañana. Nos preparábamos para el mediodía porque era el horario que más corríamos. Todo estaba diagramado, nos juntábamos dos veces por día para ver eso. Hicimos un relevamiento de la situación para ver cómo está quedando con las hectáreas afectadas. En Santo Tomé llovió 40 mililitros. Calculo que ahora estará más tranquilo. Hicimos toda una contención por si el fuego se llega a levantar. Había que tomar decisiones rápidas. Esto deja una enseñanza: que se debe equipar a los bomberos. La pate humana en Corrientes, hay; el problema son los recursos. Hay 45 cuarteles en toda la provincia y muchos de ellos no tienen nada», señaló Pared.