RADIO EN VIVO

La idea del tiempo es oro se impone como un clamor en la gestión actual de la pandemia en la Argentina. Este período de turbulencia no solo atañe al delicado escenario epidemiológico de la segunda ola local, sino también a la idea de “ganar tiempo” hasta solucionar el problema de la escasez de vacunas contra el COVID-19 que aún atraviesa al país. La única manera de lograr el ansiado piso de inmunidad que permita mitigar los efectos nocivos para la población de esta ecuación pandémica: alta transmisibilidad del virus SARS-COV-2 + nuevas variantes del patógeno original más contagiosas y letales, tiene que ser con la llegada de más vacunas al país.

A las dosis adquiridas en los cuatro acuerdos que firmó hasta ahora el Gobierno nacional con los distintos laboratorios – el Gobierno ruso/Instituto Gamaleya por 20 millones de dosis; Oxford-AstraZeneca por 22,4 millones; el fondo global COVAX, por 9 millones de dosis; y el laboratorio chino de Beijing, Sinopharm, por 3 millones de dosis), hay que agregar la expectativa por el inicio de la producción local de la vacuna Sputnik V.I.D.A, que partirá de un volumen mensual de 1 millón de dosis desde junio próximo y escalará hasta lo 5 millones hacia fines de este año, en manos del laboratorio nacional Richmond. En todos los casos, las inoculaciones disponibles para operar en el sistema nacional de vacunación recibieron de parte de la agencia regulatoria local ANMAT las aprobaciones bajo uso de emergencia en el territorio argentino.

FUENTE: INFOBAE”.

Abrir chat
HOLA.
BIENVENIDO A LA RADIO DE TU CIUDAD