CRECEN LOS RUMORES POR EL DESEMBARCO DE SERGIO MASSA AL MINISTERIO DE ECONOMÍA

Eterna cantinela desde la derrota en las PASO, los rumores sobre el desembarco de Sergio Massa en el gabinete nacional son cada vez más ruidosos. “Solo falta la green card de Cristina”, aseguró a este diario un dirigente que en el pasado ha funcionado como intermediador entre el presidente y la vice. Atrás quedaron, sin embargo, los tiempos de teléfono descompuesto entre Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, quienes en las últimas semanas han retomado una línea de comunicación directa y ahora analizan, en tándem, cómo relanzar el gabinete. El nombre de Massa resuena con fuerza, pero persiste la duda de cual sería su lugar: la Jefatura de Gabinete o un súper Ministerio de Economía que tenga bajo su órbita áreas como Turismo o Transporte.

El ordenamiento interno es un rompecabezas difícil de acomodar porque en Casa Rosada saben que no pueden “tirar por la ventana” a Juan Manzur, el único gobernador que forma parte del gabinete, lo que hace inclinar la balanza especulativa en favor de un cargo en Economía. Por la noche, de todos modos, el tigrense salió a calmar los ánimos a través de sus redes sociales, asegurando que aún no le habían hecho ningún ofrecimiento y que se reuniría con el presidente “recién el viernes o el sábado”.

No termina de haber acuerdo, sin embargo, sobre el lugar que el tercer socio de la coalición debería ocupar. CFK quiere que Massa ocupe el Ministerio de Economía y que el gobernador Jorge Capitanich vaya para la Jefatura de Gabinete. Alberto Fernández, mientras tanto, preferiría que Massa fuera para la Jefatura de Gabinete. Existe, además, un desacuerdo en el nivel de intensidad de los cambios a impulsar: la expresidenta, que tiene una mirada más dura sobre la situación social y económica, insiste en que se debe hacer un recambio integral del gabinete, mientras que Alberto considera que se debe hacer un ajuste más bien quirúrgico.

Más allá del debate interno, el apoyo de les dos Fernández a Massa implicaría la cesión del control de áreas claves. Ya fuera en el caso de que estuviera como jefe de Gabinete o súper ministro de Economía, el cargo de Massa implicaría una fusión de ministerios que quedaría bajo su órbita. Ese sería el caso de la cartera de Silvina Batakis, quien asumió en Economía hace solo tres semanas —y que, cabe destacar, tanto CFK como Massa como Alberto quieren mantener—, pero también la de Matías Lammens (Turismo), Alexis Guerrera (Transporte) y Darío Martínez (Energía).

Las negociaciones continúan y en el Gobierno esperarán a que arribe Batakis a la Argentina antes de hacer algún anuncio (ya que la ministra todavía se encontraba en Estados Unidos, a donde había viajado para mantener una reunión con la titular del FMI, cuando comenzaron a circular los rumores de un hipotético cambio de gabinete). “Veo muchos rumores y versiones. No tuve ningún ofrecimiento y recién quedé en charlar con el presidente Alberto Fernández sobre la agenda de trabajo entre viernes y sábado”, tuvo que salir a tuitear el propio Sergio Massa por la noche, cuando ya todos los medios estaban especulando con su arribo a Casa Rosada.

FUENTE: PÁGINA 12.

Abrir chat
1
HOLA.
BIENVENIDO A LA RADIO DE TU CIUDAD