EL PICO DE CONTAGIOS EN TODO EL PAÍS PONE EN DUDA LA REACTIVACIÓN DE LA ECONOMÍA

Varias provincias volvieron a “fase 1” y se nota una desaceleración de la actividad comercial e industrial. Pero también impacta la caída de poder adquisitivo ante el repunte de la inflación en agosto.

Después del piso histórico de actividad registrado en abril por la cuarentena estricta, la economía comenzó a recuperarse. Mayo y junio fueron meses muy dinámicos, con recuperaciones sostenidas pero desde valores muy bajos. 

La vuelta a “fase 1” por el aumento de los contagios de Covid-19 en varias provincias está directamente relacionada con este fenómeno de “amesetamiento” en la actividad. Por supuesto, sigue habiendo sectores que directamente no arrancan, como el turismo, y otras que lo hacen en cámara lenta, como la gastronomía, que no termina de mostrar un decidido repunte.

La caída en el consumo de supermercados es todo un síntoma, luego de los grandes saltos de marzo y abril, cuando las familias compraron para mantener un stock, ante el temor a un desabastecimiento que nunca sucedió.

FUENTE: “INFOBAE”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *