FMI: LA NEGOCIACI脫N POR LA DEUDA EN SU INSTANCIA M脕S SENSIBLE

La negociaci贸n con el FMI entr贸 en una etapa clave, no por la inminencia del acuerdo ni porque venza ning煤n plazo, sino porque ya se han agotado las posibilidades de alcanzar m谩s coincidencias en la mesa de discusi贸n. La l铆nea roja que traz贸 el gobierno argentino es el programa fiscal propuesto para la reducci贸n gradual del d茅ficit primario (ingresos y gastos de la administraci贸n central, antes del pago de intereses de la deuda) pero en base a la mejora en la recaudaci贸n (como resultado del crecimiento econ贸mico), y no a partir de recortes del gasto p煤blico. El FMI insiste en su receta tradicional: llegar al equilibrio fiscal por el atajo de recortar las partidas para transferencias a la actividad econ贸mica, los programas sociales y las compensaciones a la seguridad social. 芦Si no aceptan nuestro programa fiscal, que es el 煤nico que garantiza seguir por el sendero de la recuperaci贸n econ贸mica, no hay acuerdo禄, defini贸 ayer, tajantemente, un integrante del elenco oficial que participa directamente en las conversaciones con el organismo de cr茅dito internacional.

No fueron las palabras que utiliz贸 el ministro de Econom铆a, Mart铆n Guzm谩n, en su detallada exposici贸n ante los representantes de gobiernos provinciales, pero dej貌 expresada la misma idea. 芦Resolver el problema del d茅ficit sobre la base de la recuperaci贸n de la econom铆a es el camino virtuoso; lo que pide el Fondo Monetario es diferente. Es un programa que, con alta probabilidad, detendr铆a el ciclo de recuperaci贸n. Lo que propone es, esencialmente, un ajuste del gasto real禄, describi贸. 

Guzm谩n asegur贸 que en otros aspectos de la negociaci贸n hay un virtual acuerdo, pero no habl贸 de plazos de repago de la deuda (aunque se sabe que el gobierno nacional pidi贸 postergar los primeros vencimientos hasta el a帽o 2026). Eligi贸 poner el acento en la postura que presenta el gobierno de no retroceder en lo que respecta a su programa fiscal, atendiendo a la necesidad de contar con recursos p煤blicos para ejecutar las pol铆ticas de fomento al crecimiento y al desarrollo econ贸mico con inclusi贸n social. Objetivos para los cuales, entiende, es imprescindible la activa participaci贸n del Estado. En ese punto, el ministro recibi贸 el respaldo expl铆cito de varios gobernadores que intervinieron despu茅s de su exposici贸n.

La conducci贸n econ贸mica plantea la pulseada con el FMI partiendo de la comprensi贸n que en una disputa 芦mano a mano禄 con el Fondo no tendr铆a chance alguna de lograr el m谩s m铆nimo resultado favorable. 芦Las renegociaciones entre los pa铆ses deudores y el poder financiero mundial son siempre muy desiguales, en general con malos resultados para los primeros禄, suele repetir Mart铆n Guzm谩n en sus exposiciones, basado en sus propias investigaciones en la Universidad de Columbia, en los a帽os previos a ser convocado para hacerse cargo del Palacio de Hacienda.聽

FUENTE: P脕GINA 12.