GUSTAVO VALDÉS SE REÚNE CON GOBERNADORES DEL NORTE GRANDE PARA DEBATIR EL PAQUETE DE MEDIDAS DE MILEI

Gustavo Valdés participará el próximo martes de la reunión de la asamblea 19° del Norte Grande y la primera durante la gestión del presidente Javier Milei. La deliberación es el resultado de gestiones que encabezaron Gustavo Sáenz, de Salta, el jefe provincial anfitrión, y su par riojano Ricardo Quintela. Se espera que surja un documento con reclamos a la Nación por el recorte de fondos para la obra pública, el Fonid, subsidios al transporte público y asistencia para comedores, entre otros.

En la actualidad, el santiagueño Gerardo Zamora oficia de presidente pro tempore del espacio, que está integrado el salteño Sáenz, Raúl Jalil, de Catamarca; Gustavo Valdés, de Corrientes; Gildo Insfrán, de Formosa; Ricardo Quintela, de La Rioja; Osvaldo Jaldo, de Tucumán, y los debutantes Leandro Zdero, de Chaco; Carlos Sadir, de Jujuy; y Hugo Passalacqua, de Misiones. Jaldo, exvicegobernador, ya estuvo en cumbres anteriores cuando reemplazó al exgobernador tucumano Juan Manzur, quien fue jefe de Gabinete de Ministros de la Nación durante la gestión del expresidente Alberto Fernández.

De acuerdo a la comunicación oficial, la reunión de los miembros del Norte Grande será para «fortalecer la cooperación y promover el desarrollo económico, social y cultural. Representa una oportunidad para intercambiar ideas, compartir experiencias y establecer estrategias conjuntas que beneficien a las comunidades de estas provincias».

Se sabe, sin embargo, que lo que más preocupa por estas horas a los mandatarios es la sequía de recursos nacionales, desde el kilómetro cero de la actual gestión libertaria, que garantizaban obras públicas -paralizadas casi en su totalidad, con certificados de obras impagos y futuro incierto-, subsidios para el transporte público, asistencia social para comedores, el Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid), el Fondo de Compensación Salarial, apoyo para pequeñas y medianas empresas y promoción de la actividad turística, entre otros.

A algunos gobernadores norteños no les desagrada el proyecto de ley que envió el Poder Ejecutivo Nacional al Congreso para modificar piso el Impuesto a las Ganancias. Denominada «Ley de impuesto a los ingresos personales», la propuesta contemplaría un mínimo no imponible de $1.350.000 pesos de salario bruto y una actualización trimestral de las escalas por el índice de precios del consumidor (IPC). Como la recaudación de este impuesto es coparticipable y su aplicación implicaría un incremento, sus beneficios impactarían de manera directa en las arcas provinciales que quedaron descalzadas cuando el piso se modificó durante la gestión del expresidente Fernández. Los que pusieron el grito en el cielo sobre este proyecto son los jefes provinciales patagónicos, puesto que en sus distritos los sueldos públicos y privados superan con holgura a los que se pagan en el norte argentino.

FUENTE: DIARIO «EL LITORAL».