Casi tres meses después del asalto al Congreso que conmocionó a Estados Unidos el pasado mes de enero, en Washington DC este viernes han vuelto a encenderse todas las alarmas. Los accesos al Capitolio han tenido que ser cerrados después de que a media mañana (hora local, alrededor de las ocho en España) un policía haya muerto al ser atropellado junto a un compañero por un hombre que fue abatido por otros agentes de servicio cuando esgrimió un cuchillo contra ellos, según afirmó la jefa interina de la Policía del Congreso, Yogananda Pittman.

Pittman explicó que el atacante fue disparado por los agentes tras salir del vehículo y esgrimir un cuchillo de manera “agresiva” contra ellos. Murió poco después en un hospital de Washington. Varios medios estadounidenses informaron que se llamaba Noah Green, indicaron que era un hombre negro de 25 años originario de Indiana y publicaron algunos extractos de su perfil de Facebook, ya desactivado. Según las capturas de pantalla difundidas, el sospechoso expresó su simpatía por el líder del movimiento “Nación del Islam”, Louis Farrakhan, un nacionalista negro conocido por su antisemitismo.

El policía fallecido ha sido identificado como William “Billy” Evans, un veterano de la seguridad del Capitolio en cuyo cuerpo de Policía trabajaba desde hacía 18 años. El otro uniformado está estable y fuera de riesgo.

FUENTE: “INFOBAE”.

Abrir chat
HOLA.
BIENVENIDO A LA RADIO DE TU CIUDAD