EL MUNICIPIO CONVOCA A UNA REUNIÓN CON OPERADORES TURÍSTICOS PARA DEFINIR LA TEMPORADA 2023

Este jueves en PRIMERA MAÑANA, la operadora turística y comerciante, Gabriela Mercante, habló sobre la reunión prevista que tendrá el municipio con los trabajadores en el ámbito turístico para definir el esquema de trabajo en la recepción de turistas durante la temporada de verano de 2023. “Yo creo que las expectativas son buenas. Los operadores turísticos siempre estamos preparados, sobre todo este año que hubo movimiento. Siempre estamos esperando al público y estando preparados, haciendo mejoras en cada uno de los establecimientos. En este momento, tengo 3 departamentos por la calle 25 de Mayo. Son 12 plazas y los vamos acomodando de acuerdo a la demanda”, indicó.

En este sentido, Mercante resaltó cuales son las principales preferencias de los turistas al llegar a Bella Vista. “En diciembre trabajamos muy bien en la segunda y tercera semana. Estamos a la expectativa por si alguien necesita alojarse a fin de año. Luego, nos estamos preparando para el mes de enero. En cuanto al carnaval, tengo una reserva para el oficial, no para el de Bella Vista. Noto como que la gente está esperando hasta último momento, no se anticipan por una cuestión económica. No está tan fácil el traslado, la comida y el alojamiento. Lo que sí notamos es que ellos prefieren cocinar antes que salir a comer; la gente está cuidando los gastos”, dijo.

“Hay veces medio que es limitado lo que podemos sugerir, teniendo actividades el fin de semana, eso moverá al público. Todo depende de lo que ofrezca el municipio también. La playa debe habilitarse lo antes posible, entiendo que la parte de la construcción son los baños públicos y eso es buenísimo porque no había. También hay que explotar el escenario con bandas locales para que se conozca. Otra de las cosas que interesan es el punto de separación de residuos, hacer campaña de concientización y el tema de los ruidos a la noche», apuntó y agregó sobre los ruidos molestos durante la noche en los barrios: «Si bien es festivo el verano, también es necesario cuidar los ruidos a la siesta y a la noche porque el turista viene a descansar no a agitarse como está acostumbrado el resto del año”.

Así también, opinó sobre algunas mejoras que se pueden hacer para que los visitantes se lleven el mejor recuerdo, entre ellos la apertura a más espacios para los feriantes y la ampliación en el menú de los restaurantes. “Estamos más o menos dentro de los mismos precios, hay distintas categorías. Yo me considero que estoy en un nivel medio, mi tarifa es de $3.000 por persona de forma diaria. Las habitaciones están equipadas con pava eléctrica, agua, wifi, quincho, parrilla y todo el predio, entre otras cosas. Cada uno va valorando según lo que invirtió. No conozco el precio de todos pero sé que el hotel por ejemplo brinda el servicio de desayuno. Una de las cosas que me dijeron fue la falta de productos regionales para llevarse algún recuerdo, por lo que una buena idea sería fomentar que los fines de semana estén los feriantes artesanales”, comentó Mercante.