LA PROVINCIA DE CORRIENTES ES LA QUE MENOS COPARTICIPACIÓN PER CÁPITA RECIBE

Las provincias peronistas del Nordeste, Chaco y Formosa, se sumaron al pedido de incorporarse a la demanda entre el la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Estado nacional por la coparticipación. Son las más beneficiadas en términos per cápita, en cuanto a la recepción del reparto federal, ubicándose Corrientes, penúltima en la región.

Según un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), Corrientes es la tercera provincia del NEA con menor recepción de coparticipación en términos per cápita. A noviembre de 2022 el acumulado fue de $181.845 por habitante. A modo general, la distribución hasta el onceavo mes del año superó los $207.231 millones.

En la región se ubica en primer lugar Formosa, con $322.936 per cápita; en segundo lugar se ubica Chaco, con $223.633 en el acumulado a noviembre de 2022. En último lugar se ubica Misiones, con $143.296. El incremento de la población que arrojó el Censo Nacional en tierra colorada fue otro de los alicientes por el cual el gobernador, Oscar Herrera Ahuad, salió a pedir un punto más de coparticipación, más allá del histórico reclamo que comparte con otras provincias de actualización, tras la reforma de 1994.

Corrientes también reclama un punto más en este caso por lo quitado en 1987, aunque a través de mecanismos de compensación, ya que se requiere de la modificación de la ley nacional. Sobre este reclamo se volvió a referir el gobernador, Gustavo Valdés, días atrás cuando se dio a conocer el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, favorable a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), que ordena al Estado nacional la restitución de 2,95% del reparto a la jurisdicción nacional.

La decisión del máximo tribunal generó un cimbronazo entre las provincias aliadas a la Casa Rosada. Incluso firmaron un comunicado a través del cual cuestionaron a la Corte y pidieron no acatar la cautelar. El lunes el presidente de la Nación, Alberto Fernández, decidió dar marcha atrás y anunció el pago en bonos TX31 que se utilizó anteriormente para una deuda con Santa Fe. El Gobierno porteño no aceptó, al tratarse de un título que no se ha licitado y con nueve años de vencimiento. Por ello remitió un nuevo escrito en el cual se denuncia el incumplimiento de la medida.

FUENTE: DIARIO «ÉPOCA».