MUNDIAL DE QATAR 2022: EL ENCUENTRO FUTBOLÍSTICO MÁS CARO DE LA HISTORIA

Falta de respeto por la diversidad, violación de derechos humanos, centenares y hasta miles de muertes en la construcción de infraestructura, abuso de los inmigrantes, presupuesto exorbitante, falta de tradición futbolera, un megaevento comprado a fuerza de billetes y corrupción. Tales algunas de las críticas a Qatar 2022, el Mundial de Fútbol que culminará este domingo, con el choque entre los seleccionados de la Argentina y Francia.

Los ítems y datos, sin embargo, están en disputa. Por caso, el costo de USD 220.000 millones que habría gastado Qatar entre 2010 (cuando fue elegida anfitriona, postergando a EEUU) incluye la construcción de 7 estadios totalmente nuevos (por entre USD 6.500 a 10.000 millones), la refacción de otro y una infraestructura de transporte, comunicaciones y hoteles que servirá para otros usos y trascenderá el evento, aunque excederá las necesidades de un país de solo 3 millones de habitantes.

Por caso, de los 8 estadios, solo 3 se mantendrán. Los otros 5 serán desmantelados, reducidos y/o usado para otros propósitos; uno de ellos, el 974, hecho a partir del reciclaje de contenedores marítimos, será donado para ser rearmado y usado en eventos en diferentes lugares de África. Los USD 220.000 millones de costo total (unas 15 veces el costo estimado del Mundial 2018, en Rusia) son la cifra más citada y corresponden a una estimación de Front Office Sports, una consultora en deportes.

Tan astronómicas cifras no incluyen los USD 440 millones que la FIFA pagará en premios a las asociaciones cuyos seleccionados participaron en el Mundial (incluidos USD 42 millones al campeón), ni los USD 209 millones pagados a clubes de todo el mundo por disponer de jugadores de sus planteles (a un costo cercano a los USD 10.000 por día y por jugador), el triple que en Brasil 2014.

La FIFA; sin dudas, será una gran ganadora: cubre unos USD 1.700 millones en costos, incluidas los premios y compensaciones mencionadas, pero sus ingresos por derechos de transmisión, marketing y venta de tickets, entre otros conceptos, se estiman en USD 4.700 millones, dejándole una ganancia neta de USD 3.000 millones.

FUENTE: «INFOBAE».