OFICINAS DE ANSES: «EL 40 % DEL PERSONAL FALTABA A SU JORNADA LABORAL»

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) denunció en las últimas horas que la ANSES sufrió una ola de despidos que afectó a más de 1.300 trabajadores del organismo y provocó el cierre de al menos 60 oficinas en todo el país. El Delegado Regional de ANSES, Alfredo Rodríguez, habló en HACETE CARGO y desmintió el cierre de oficinas. «Bajo mi cargo están las cuatro provincias: Chaco, Corrientes, Misiones y Formosa. Es una responsabilidad enorme por la sensibilidad de estos tiempos tan especiales. Está bueno que recalquemos la idea de «despidos» y de revertir la idea de que el Estado se ha convertido en el opio de los pueblos. Tenemos la percepción de que la única forma de desarrollarnos laboralmente es a través de un empleo estatal. Hemos caído en una Argentina que yo no la quiero. El progreso se logra con el trabajo privado, apoyando a las Pymes y con lo que quiera decidir el individuo en su vida. Si tenemos la percepción de que nuestros hijos deben trabajar en el Estado, tenemos una mirada muy limitada», precisó.

«El empleo estatal es lo que tiene que tender a tratar de disminuir. Hay 4.500.000 de empleados que dependen del Estado nacional y en algunas provincias rondan el 50-60% del empleo público. Si queremos dejar el asistencialismo, debemos entender que habrá desvinculaciones porque las que se están dando son las que tienen un contrato con el Estado nacional, a diferencia de otros. Estas desvinculaciones se dan en el marco de un contrato y no son personal de planta. Se hablaron de los cierres de delegaciones de ANSES, eso es absolutamente erróneo y falso; se difundió entre los gremios para preocupar a la población ya que nadie dio la orden de cerrar todo y retirar los muebles», explicó.

Añadió que no se cerraría ninguna oficina a menos que recibieran un mandato del Gobierno Nacional, enfatizando que ANSES no es un simple kiosco y que hay muchos bienes de gran valor involucrados, por lo que no se puede tomar decisiones repentinas. «La incoherencia es constante y permanente con lo que pase en ANSES. Nosotros queremos darle la tranquilidad a la gente de que no están cortados los servicios de ANSES, siguen funcionando. No se ha cerrado ninguna oficina, ahora solamente tenemos un caso en Puerto Iguazú (no podemos atender por la lejanía y porque se dificulta articular) pero nuestra intención no es dejar de atender. No vamos a dejar de promover la atención a las personas que necesitan. No se cerrará ninguna oficina hasta que recibamos un mandato del Gobierno Nacional. Esto no es un kiosco, hay muchos bienes de gran valor; no se puede tomar una decisión repentina», resaltó Rodríguez.

«Esto tiene que dejar de ser un aguantadero político. El empleado estatal tiene que cumplir un rol. Ganan entre dos y tres veces más que un docente y tienen bonificación por presentismo aunque falten. Hay un abuso entonces llamo a la solidaridad de los empleados de ANSES para cumplir con el mandato contractual. Tienen que cumplir su servicio como corresponde y tienen que deslomarse como las Pymes pero eso no vemos en las oficinas. El reclamo por mala atención es constante y permanente», dijo y agregó: «Se reincorporaron seis personas de los desvinculados. Acá no hay una cuestión de persecución, nosotros solamente queremos un Estado eficaz y eficiente. Quiero transmitir tranquilidad porque hay un gobierno que está pensando cómo mejorar la atención. Estamos mal acostumbrarnos de servirnos del Estado y no vamos a bajar los brazos contra los ataques de los sindicatos».