PATRIARCADO: ¿UN INVENTO DEL FEMINISMO?

La antropóloga social, Agustina Kupsch, habló en LA MAÑANA DE LA RADIO sobre feminismo y perspectiva de género en la sociedad actual. “Es muy importante tener en cuenta ciertas perspectivas para entender cómo afectan los distintos factores. “Matriarcado no es lo opuesto a patriarcado. Es una sociedad donde la mujer ocupa un espacio público que históricamente no ocuparon. Cuando hablamos de una sociedad patriarcal, hablamos de una sociedad que la mayoría conocemos: las mujeres ocupan el lugar privado y el hombre el lugar público. Las tareas que tienen que ver con el espacio público, están mejor remuneradas y catalogadas”, explicó la especialista.

A su vez, remontó a los orígenes del patriarcado y su proceso de establecimiento en la sociedad. “El patriarcado nace para que los hombres sean dueños de su familia, que es la primera institución normalizadora (lo normal y lo deseable). El estado es una réplica de esta institución. Vivimos en una sociedad patriarcal que no tiene en cuenta la perspectiva de género. Las mujeres aún hoy, seguimos quedando afuera en ciertas áreas. Tenemos políticas públicas, jueces, policías que no aplican esta perspectiva y siguen discriminando a las mujeres”, comentó.

Al ser consultada sobre la paridad de género en los sectores laborales, Kupsch admitió que si bien se implementan, no son la solución del asunto. “La ley de cuotas es compleja de analizarla. Son un avance y son importantes porque nos muestran la existencia de diversidad. Pero también, no son una victoria; deben ser un puntapié inicial para que se pueda trabajar en otras políticas para que no sean necesarias estas leyes de cuotas. No hay que condenarlas ni festejarlas”, resaltó y agregó “tener más mujeres en un trabajo, no garantiza tener perspectiva de género”.

Por otro lado, opinó sobre el apoyo de las mujeres al feminismo y sostuvo que deben seguirlo de la forma que más cómodo sientan. “Si miramos a través de la historia de nuestra sociedad, siempre hubo un paradigma que llevaba a cabo actos radicales. Es necesario que haya feminismos. Cuando uno no se siente representado, lo mejor es que busque algo con lo que se sienta cómodo”, resaltó la antropóloga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *