UN TRABAJADOR QUE COBRA EL SALARIO MÍNIMO PERDIÓ $1.473.000 EN LOS ÚLTIMOS 8 AÑOS

El Ministerio de Trabajo convocó a una reunión del Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM) para el martes 21 de marzo, para discutir una nueva alza de ese ingreso básico, en medio de un fuerte salto de la inflación, que en febrero fue del 6,6%. En ese sentido, a la hora de revisar el impacto en el bolsillo de la aceleración de los precios, un trabajador que cobra un haber mínimo perdió $45.000 durante el gobierno de Alberto Fernández, mientras si se suma la gestión de Mauricio Macri la baja llega a $1.473.000 en los últimos ocho años.

El salario mínimo es la menor remuneración que debe percibir un trabajador sin cargas de familia en su jornada legal de trabajo que le asegure una vida digna. El valor sirve como referencia sobre el sector informal y también para la actualización de programas sociales, como el Potenciar Trabajo o las Becas Progresar.

El consejo del SMVM, integrado por 16 representantes sindicales y 16 de las cámaras empresarias con la cartera laboral como coordinadora, resolvió en noviembre que a partir del 1° de marzo el ingreso mínimo sea de $69.500. Una familia de cuatro integrantes compuesta por dos adultos y dos niños necesitó hasta enero $163.539 para no ser considerada pobre, según el INDEC, por lo que si ese hogar percibe hoy dos salarios mínimos no supera el umbral.

En los últimos años, la caída del poder adquisitivo para este segmento fue significativa. Un informe del Mirador de Actualidad del Trabajo y la Economía (MATE) arrojó que en la presidencia de Alberto Fernández el salario mínimo acumuló una baja del 18% desde el inicio de la gestión. Hubo un movimiento parejo frente a la inflación hasta mediados de 2022 y, desde entonces, cada asalariado acumuló una pérdida de $45.000 de su bolsillo.

Pero el trabajo detalló que durante el gobierno de Mauricio Macri la caída fue de $1.428.000 si se tiene en cuenta que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del INDEC fue de 300% acumulado y el haber mínimo subió solo 213% entre finales de 2015 y 2019. Así, la pérdida fue de $1.473.000 acumulada en los últimos casi ocho años.

FUENTE: TN.