Un buque iraní que sería una base de la Guardia Revolucionaria paramilitar y que ha estado anclado durante años en el Mar Rojo frente a Yemen ha sido atacado, reconoció Teherán el miércoles.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán confirmó el ataque contra el MV Saviz, que presuntamente fue llevado a cabo por Israel, aunque Teherán no culpó en lo inmediato a su archienemigo regional.

El ataque se produjo mientras Irán y las potencias mundiales se reunían en Viena para mantener las primeras conversaciones sobre una posible reincorporación de EE.UU. al malogrado acuerdo destinado a frenar el programa nuclear iraní, lo que demuestra que acontecimientos ajenos a las negociaciones podrían hacer descarrilar esos esfuerzos.

La larga presencia del barco en la región, criticada repetidas veces por Arabia Saudita, se produce en un momento en que Occidente y los expertos de Naciones Unidas afirman que Irán ha provisto armas y apoyo a los rebeldes hutíes de Yemen en la guerra que se libra desde hace años en ese país. Irán niega haber armado a los hutíes, aunque componentes encontrados en el armamento de los rebeldes se vinculan a Teherán.

FUENTE: “CLARÍN”.

Abrir chat
HOLA.
BIENVENIDO A LA RADIO DE TU CIUDAD