MARATONISTA BELLAVISTENSE SE DESMAYÓ EN EL SPARTATHLON LUEGO DE CORRER 230 KILÓMETROS

Un maratonista de Corrientes, que participaba de un desafío en Grecia, se desmayó en plena competencia y debió ser trasladado a un centro de salud, según informó el domingo el propio deportista. Se trata de Javier Zannino de 48 años, que integra la delegación argentina que compite en el desafío Spartathlow. El atleta se descompensó, luego de correr más de 230 kilómetros para unir Atenas con Esparta. Según dio a conocer en sus redes sociales, el atleta se deshidrató y desmayó. Fue atendido en un centro de salud y luego recuperó la conciencia.

“Hace un ratito recuperé la conciencia, al prender el teléfono aparecían muchas, llamadas, mensajes, gracias a todas esas personas que se preocuparon por mi salud, solo decirles que me desmayé corriendo ya a muy poco de llegar a Esparta”, escribió el competidor. Asimismo, detalló que el certamen se desarrolló con “muchísimo calor” y que su descompensación ocurrió “muy cerca de Esparta, a 12 kilómetros aproximadamente”.

El deportista, que se mostró agradecido “a todos por seguirme en la carrera y también fuera de carrera”, compitió en la prueba pedestre entre las ciudades griegas de Atenas y Esparta, que contempla una distancia de 246 kilómetros. En la edición 2019,  Zannino completó la prueba en 34 horas, 35 minutos y 29 segundos.

Spartathlon, en español Espartatlón, es un ultramaratón donde se recorren 246 kilómetros (152.85 millas) entre las ciudades griegas de Atenas y Esparta que se celebra desde 1983. La carrera empieza a las 7:00 a. m., por lo general el último viernes cada mes de septiembre, a los pies de la Acrópolis de Atenas hacia la costa y se extiende a lo largo de la costa hacia Corinto a través de Eleusis, Megara y Cineta. La ruta llega al Canal de Corinto, a los 78,5 kilómetros. Después de Corinto, la carrera se dirige hacia la antigua Corinto, Nemea, Lyrkia y a los 159 kilómetros alcanza la cima del monte Partenio.

Los corredores deben pasar por los 75 puestos de control en el camino y cada uno tiene un horario de cierre. Los corredores fuera del corte pueden ser retirados de la carrera, aunque la tardanza en la primera mitad de la carrera es generalmente tolerada. Esta tolerancia comienza a desaparecer después del atardecer, y en el último tercio de la carrera los organizadores pueden retirar a los corredores que están fuera del límite de tiempo o que presentan una fatiga extrema.

FUENTE: RADIO SUDAMERICANA.