YA RIGE LA DESREGULACIÓN DE PRECIOS DE LA YERBA MATE: «CON ESTA MEDIDA GANAN LOS GRANDES»

Por primera vez en 22 años, los productores de yerba mate comenzaron esta semana la cosecha principal sin un precio mínimo garantizado para la hoja verde y la canchada (yerba seca, sin moler). Esto se debe a que el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) quedó en una situación crítica debido al DNU que desreguló parte de la economía.

«Todos los productores estamos con un poco de incertidumbre tras la noticia que salió la semana pasada. Tenemos un precio medianamente regular y ahora en la provincia está $375. Las chacras son viejas y debemos trabajar con dólares, hay muchos factores que influyen. Si no tenemos un buen precio, es difícil producir bien. El colono reclama mucho porque no se sabe cómo desmalezaremos las producciones; todo esto es difícil llevarlo al trabajo manual. Si no tenemos los herbicidas, deberemos ir nuevamente a la limpieza mecánica con desmalezadora y es imposible porque los yuyos crecen rápido», declaró Rubén Fischer, productor yerbatero.

Según los expertos, la desregulación no debería afectar los precios en las tiendas, al menos a corto plazo. Esto se debe a que el precio del paquete a la salida del molino ya ha sido ajustado debido a la fuerte devaluación de diciembre pasado. Además, no ha habido un aumento significativo en lo que se paga por la hoja verde, que ronda los 370 pesos por kilo en el secadero.

«Con esta medida ganan los grandes. El INYM es una herramienta a veces mal utilizada pero esos errores se corrigen. Las grandes empresas pueden plantar inmensas extensiones y con una sobreproducción, no tenemos precios y estamos en las ruinas. Nos vetan de grandes ciudades que no saben de la realidad; el tema está ahí arriba. Se le culpa a los productores que ganan y no es la verdad», resaltó.