CIENTÍFICOS IDENTIFICARON SIGNOS DE DEMENCIA EN DELFINES

La enfermedad de Alzheimer (EA) es la enfermedad neurodegenerativa más común, además de la principal causa de discapacidad y dependencia entre los ancianos en todo el mundo. Se cree que es una patología exclusiva de los humanos, aunque varios otros animales desarrollan algunos aspectos similares.

Ahora, un equipo de científicos de tres universidades han corroborado que los cerebros de tres especies de delfines varados muestran marcadores clásicos de la enfermedad de Alzheimer humana, según el estudio más extenso sobre demencia en odontocetos (ballenas dentadas).

La nueva investigación es resultado de una colaboración entre las Universidades de Glasgow, de St Andrews y de Edimburgo, junto con el Instituto de Investigación Moredun, que relevó los cerebros de 22 odontocetos que habían quedado varados en las aguas costeras de Escocia.

El estudio, que se publicó en el European Journal of Neuroscience, incluyó cinco especies diferentes (delfines de Risso, calderones de aleta larga, delfines de pico blanco, marsopas comunes y delfines mulares) y encontró que cuatro animales de diferentes especies de delfines tenían algunos de los cambios cerebrales asociados con la enfermedad de Alzheimer en humanos.

Los hallazgos pueden proporcionar una posible respuesta a los eventos de varamiento vivo inexplicables en algunas especies de odontocetos. Los autores del estudio confirman que los resultados podrían respaldar la teoría del “líder enfermo”, según la cual un grupo de animales sanos se encuentra en aguas peligrosamente poco profundas después de seguir a un líder de grupo que puede haberse confundido o perdido.

Las ballenas, los delfines y las marsopas quedan varados regularmente en las costas del Reino Unido. A menudo se encuentran varados en grupos, o en manadas, en aguas poco profundas y, a veces, en las playas. Mientras que algunos animales pueden ser trasladados a aguas más seguras y profundas por equipos de expertos, otros animales tienen menos suerte y mueren como resultado de su conducta.

Las causas subyacentes de los eventos de varamiento en vivo no siempre están claras, y se están realizando investigaciones para obtener mejores conocimientos. Para este estudio, los investigadores examinaron animales varados en busca de la presencia de la patología cerebral que es parte de las características de la enfermedad de Alzheimer, incluida la formación de placas de beta amiloide, la acumulación de fosfo-tau y gliosis (un cambio en el número de células en respuesta a daños en el sistema nervioso central).

Los resultados revelan que los cerebros de todos los animales mayores estudiados tenían placas de beta amiloide. Tres animales en particular, cada uno de una especie de odontoceto diferente, tenían placas de beta amiloide, así como una serie de otras patologías relacionadas con la demencia en el cerebro, lo que demuestra que algunas especies de odontoceto desarrollan una neuropatología similar al Alzheimer.

Sin embargo, el estudio no puede confirmar si alguno de los animales habría sufrido los mismos déficits cognitivos asociados con la enfermedad de Alzheimer clínica en humanos.

FUENTE: “INFOBAE”.

Abrir chat
1
HOLA.
BIENVENIDO A LA RADIO DE TU CIUDAD