Este fin de semana, en Mercedes, se realizó la primera fiesta con protocolos a la que asistieron 350 personas. Su organizador, Martín Costaguta, habló en LA MAÑANA DE LA RADIO sobre los alcances que tuvo la organización y cómo se desarrolló el evento de forma alternativa en el marco pandémico. “Hace un par de meses, venimos trabajando en diferentes eventos sociales”, inició diciendo.

“Nosotros teníamos permitido hasta 500 personas. Hicimos 64 burbujas, pero tuvimos que hacer un poco más, porque en algunos casos no se completaban las 10 personas. El protocolo consistía en vender las entradas en días diferentes, tomar todos los datos de las personas, el día del evento, ponerles alcohol en las manos. Se designaba solo una persona para ir a la barra a pedir las bebidas. El resultado es altamente positivo, porque los chicos se comportaron bien”, dijo.

“Tuvimos la habilitación municipal hasta las 6 de la mañana, después de un año. Había muchos padres que nos decían que preferían que los chicos estén en la fiesta hasta las 6 de la mañana y luego irse a sus casas, para que no se vayan a eventos clandestinos y se contagien”, comentó.

El organizador dijo que concretaron el evento sin ningún problema yeso sirvió como ejemplo para que las autoridades locales habiliten otras actividades. “Nosotros no hicimos nada fuera de lo normal, porque fiestas clandestinas hay todos los fines de semana. Al hacer el evento no exigimos a nadie que vaya. Cuando la hicimos, la gente se dio cuenta de que se puede hacer de una forma distinta”, indicó y agregó: “Queríamos trabajar después de un año”.

Además, destacó que esta será la nueva forma de organización. “Todos quedaron sorprendidos por el cumplimiento de la gente y la organización. Hay que acostumbrarse porque esto es lo que se viene”, finalizó Costaguta.

Abrir chat
HOLA.
BIENVENIDO A LA RADIO DE TU CIUDAD