TODO SOBRE LUNARES: ¿CÓMO IDENTIFICAR LOS POTENCIALMENTE PELIGROSOS?

Los lunares pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, generalmente en áreas expuestas al sol, y suelen ser marrones, parejos y levemente elevados.
En la mayoría de los casos, un lunar es benigno y no necesita tratamiento. En algunos casos poco frecuentes, puede convertirse en melanoma o en otro tipo de cáncer de piel.


Una manera simple y de gran utilidad para sospechar lunares potencialmente peligrosos es el ABCE:
Asimetría: lunares que, si trazo una línea imaginaria en su mitad, se aprecian asimétricos.
Borde: lunares con bordes irregulares.
Color: lunes con más de 3 colores.
Evolución: lunares que con el tiempo aumentan de tamaño, forma, color o, pican, duelen, arden o sangran. Ante cualquiera de estas cinco observaciones se sugiere consultar con el dermatólogo.
Presentan mayor riesgo de desarrollar cáncer:
Antecedentes personales y/o familiares: personas con antecedentes de cáncer de piel, en especial melanoma.
Aspectos genéticos: personas que tienen pelo de color cobrizo o rubio, piel blanca, pecas, ojos azules o de colores claros.
Clima/geografía: personas que viven en climas soleados o en zonas con diminución en la capa de ozono.
Lesiones previas: la presencia de gran cantidad de lunares (más de 50) o varios lunares de aspecto atípico (colores variados, forma irregular).

_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Dra. Gimena Mansutti – MP. 6395

Medicina Estética y Flebología.

Abrir chat
1
HOLA.
BIENVENIDO A LA RADIO DE TU CIUDAD